En nuestra clínica, el injerto de encías para tratamientos de recesión gingival es uno de los más destacados de estética de las encías. Las encías pueden sufrir retracción por diferentes factores, exponiendo la raíz del diente.

Problemas asociados a la recesión gingival

PROBLEMA ESTÉTICO

Presencia de una asimetría de los márgenes de la encía que rodea los dientes, haciendo parecer unos dientes más grandes que otros.

SENSIBILIDAD

Al estar descubierta la raíz, hay molestias al frío, al calor o en el cepillado.

RIESGO DE CARIES

La raíz expuesta de los dientes es dentina, la capa interna del diente. Ésta es más susceptible a la caries, ya que no está protegida por el esmalte que rodea al resto del diente.

La técnica de recubrimiento de la raíz de un diente consiste en una microcirugía. En ella, se obtiene una pequeña porción de tejido del paladar y se coloca en la zona afectada por la recesión.

Los resultados del injerto de encía incluyen una sonrisa mejorada y una disminución de la sensibilidad dental. Por supuesto, es un tratamiento indoloro, en el que el paciente estará informado de los pasos que debe de seguir.

Es importante que la formación y la especialización del doctor que vaya a llevar a cabo el tratamiento sean actualizadas. En nuestra clínica, el doctor Antonio Lucena Bello es la persona encargada de este campo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies