Cuidar las encías durante los meses de embarazo es esencial para mantener una buena salud bucodental.

Aunque desconozcas el término, la gingivitis gravídica es más común de lo que parece. Esta se produce cuando las encías se vuelven más vulnerables a la formación de la placa bacteriana durante la gestación. Por eso, también se conoce como gingivitis del embarazo.

Las mujeres que no presentan gingivitis los primeros meses de embarazo pueden desarrollar gingivitis gravídica durante la gestación. Las mujeres que sí presentan gingivitis antes de la gestación, son más proclives a desarrollar esta enfermedad periodontal. Además, diversos estudios publicados recientemente han relacionado esta patología con la posibilidad de que se produzca un parto prematuro.

Los síntomas suelen ser fácilmente apreciables: encías enrojecidas, sangrado y mayor grosor.

Normalmente, la gingivitis gravídica desaparece tres meses después del parto sin causar daños. Aún así, es recomendable acudir al dentista para revisar que la inflamación haya desaparecido completamente.

Os damos algunos consejos para evitar esta enfermedad periodontal:

1. Antes del embarazo. Revisar las encías para evitar que comience la inflamación. 

2. Durante el embarazo. Llevar a cabo una técnica adecuada de higiene bucal con cepillos dentales o seda dental, además de acudir regularmente al dentista. 

3. Después del parto. Continuar realizando una higiene bucal correcta y controlar el estado periodontal acudiendo al dentista. 

embarazada y salud bucal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies